Una propuesta de atención a la violencia Intrafamiliar

 

¿Que es la violencia?
Las relaciones entre los seres humanos se caracterizan por la manifestación de emociones diversas que están relacionadas en particular por la forma de percibir la vida y lo que sucede en el transcurso de esta. A medida que el ser humano crece o se desarrolla añade nuevas vivencias a su vida que contribuyen al cúmulo de emociones que maneja y que manifiesta en la vida cotidiana, parte de estas vivencias yo diría que en gran medida le causa insatisfacción y que incluye las relaciones con los demás; toda esta insatisfacción y la experiencia adquirida tiende a manifestarla de manera violenta hacia él mismo, hacia los demás y hacia lo que le rodea,  la violencia se vuelve inherente al ser humano, es parte de su vida cotidiana: en la familia, en la escuela, en la calle, en los juegos, en la política, etc. Esto significa que entre más viejos nos hacemos es probable que más grande sea nuestra insatisfacción y en consecuencia la posibilidad de ser violentos es mayor.

 

Sin embargo, para aclarar este punto es necesario determinar que es la VIOLENCIA entendiendo por esta como la “acción o efecto de violentarse” y VIOLENTAR como el hecho de “aplicar medios violentos a cosas o personas para vencer su resistencia” [1]

 

También encontramos que “es el empleo de la fuerza  para alcanzar un objeto. Coacción que se hace sobre otro u otros, ya sea por la fuerza, la amenaza, la intimidación, la manipulación o diferentes formas de presión psicológica, con el fin de que haga lo que quiere el que usa la violencia”. [2]

 

Y desde el punto de vista sociológico VIOLENCIA es  la “Forma extrema de agresión material, realizada por un sujeto individual o colectivo, consistente ya sea en el ataque físico, intencionalmente destructivo, contra personas o cosas que representan un valor para la víctima o para la sociedad en general; o bien en la imposición, mediante el empleo – o la amenaza manifiesta de empleo  - de la fuerza física o de las armas, a realizar actos gravemente contrarios a la propia voluntad.

 

La Violencia sobre las personas se concreta, en sus varios grados, en la coerción física a hacer o no hacer, o bien a ceder forzosamente cosas que se poseen, incluso información o confesiones de cualquier tipo; en la privación de la libertad por periodos más o menos largos, o bien en el secuestro; en los golpes, en las heridas, en la mutilación y en la tortura y por último en la muerte.

 

La Violencia sobre las cosas adopta la forma de daños más o menos graves, y de destrucción más o menos total e irreparable. Así entendida, la Violencia puede ser o no socialmente definida como un crimen, según que sea o no legitimada por la sociedad de que forma parte el sujeto que la hace, o bien por la mayoría de sus componentes.” [3]

 

Conviene mencionar que las definiciones que hemos encontrado hacen referencia a la VIOLENCIA que se ejerce a los demás, sin embargo es de gran importancia recalcar que la VIOLENCIA no solo se ejerce hacia los demás, en gran medida y diría que principalmente la violencia se ejerce hacia uno mismo, es probable que un considerable número de personas  no se consideren violentos porque no son capaces de golpear o insultar a los demás, sin embargo también es probable que como resultado de sus propias vivencias sean violentos con ellos mismos y esto es más dañino que la violencia que viene de fuera; porque el solo hecho de manejar ideas negativas están violentando tanto sus emociones como su salud física.

 

Una forma muy común de descargar nuestra violencia  es la que se manifiesta hacia los animales o hacia las cosas, pero independientemente de la manera en que se manifieste, cuando una persona es violenta quiere decir que es una persona que se siente mal, que está sufriendo casi tanto como el que la recibe.

 

La VIOLENCIA está en nuestro entorno y en nosotros mismos, la sociedad vive VIOLENCIA, vive en la violencia y se manifiesta de diferentes formas como: la lucha de poderes, la discriminación, las guerras, el hambre, el autoritarismo, la violencia doméstica, la violencia en los medios de comunicación, etc. La creatividad del ser humano en este sentido no tiene límites.

 

En general, la violencia se manifiesta en cada área en que se desenvuelve el ser humano y en cada aspecto de su vida, no necesariamente tiene que convivir o relacionarse con otras personas para poder manifestar su violencia, ya lo aclaramos anteriormente puede ser violento consigo mismo, sin embargo, cobra importancia social cuando hay otras personas que resultan ser las víctimas y me refiero especialmente cuando éstas forman parte de su familia. Adelante abordaremos particularmente el problema de la violencia intrafamiliar.

 

 

 

NOTAS

 

1. Diccionario enciclopédico OCEANO UNO COLOR.

Edición 1995.

volver

 

2. ANDER – EGG Ezequiel. Diccionario del Trabajo Social.

Editorial EL ATENEO.

volver

 

3. GALLINO  Luciano, Diccionario de Sociología.

Ed. Siglo XXI

volver

Regresar + Inicio
Todos los Derechos Reservados © 2007 - 2017 Orientación Familiar Letechipía A.C.
Desarrollado por Cinthya Letechipía.

free web page hit counter