Una propuesta de atención a la violencia Intrafamiliar

 

Prensa Mundial

Esta es una sección que fue creada con la intención de recopilar cualquier tipo de noticias relacionadas con la Violencia Doméstica alrededor del mundo. Se actualizará conforme se vayan generando las noticias e informes relacionados con la violencia doméstica en México, Latinoamérica y el resto del mundo. Esperamos que te sea de utilidad.

 

 

» México - Jalisco es tercer lugar nacional en feminicidios
Con 83 asesinatos dolosos de mujeres ocurridos de enero de 2007 a julio del presente año (96 hasta octubre), Jalisco ocupa el tercer lugar nacional en feminicidios, sólo por debajo de Estado de México y el Distrito Federal. La cifra corrobora la información de la Encuesta Sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh, 2006) que posicionó a la entidad jalisciense como uno de los estados —el primero del país— donde se ejerce más violencia en contra de las mujeres.

Lo anterior se desprende del Informe Feminicidio en México. Once años de feminicidio en Jalisco, un estudio encabezado por la investigadora María Guadalupe Ramos Ponce y auspiciado por el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, que fue presentado este miércoles.

Su autora explicó que el asesinato doloso es el extremo de la violencia de género contra las mujeres. El feminicidio, el asesinato al que se llega después de una larga historia de violencia y que se ejerce con odio a la mujer, en la mayoría de los casos acompañado de tortura, vejación, abuso sexual y menosprecio del cuerpo femenino, que es ultrajado antes y/o después de darle muerte: desnudado, arrojado a basureros, arroyos, parajes solitarios y agrestes.

En el periodo 1997 a 2008 se han cometido 523 feminicidios en Jalisco. El año con la tasa más alta fue 2006, en que se registraron 57 asesinatos. No obstante, la cifra de los últimos tres años representa “un incremento considerable” respecto al inicio del decenio analizado, dijo, tras destacar que la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG) es la de mayor riesgo, pues aquí se verificaron 62 de los 96 feminicidios cometidos de enero de 2007 a octubre de 2008.

“Lejos de tratarse de un conjunto más de delitos del fuero común, o de una agudización de la violencia intrafamiliar, lo que se está evidenciando en Jalisco, y particularmente en la zona metropolitana de Guadalajara, es una violación a los derechos de las mujeres”, sostuvo la especialista, quien especificó que las más afectadas son mujeres jóvenes “de 21 a 30 años de edad”.

Después, la estadística da un vuelco hacia los extremos de la vida: en segundo lugar se encuentra el grupo de uno a diez años de edad, con doce homicidios de niñas, cometidos en el ámbito del hogar por el padre o padrastro; y en tercer lugar se sitúan los asesinatos de mujeres mayores de 60 años. Llama la atención de la investigadora que, aun cuando detrás de los homicidios de mujeres ancianas está la presunta motivación de robo, éste se acompaña de abusos injustificados, misóginos. La mujer atacada de mayor edad tenía 91 años.

En el municipio de Guadalajara han tenido lugar la mayor parte de los feminicidios. El informe refiere que las colonias de la ZMG donde acontecieron más estos hechos violentos son El Retiro, Atlas, Lomas del Paraíso y el centro, en Guadalajara; San Juan de Ocotán en Zapopan; Las Pintas de Arriba y Las Pintitas en Tlaquepaque; el camino a Colimilla, el basurero de Matatlán y Alamedas de Zalatitán en Tonalá; y San Agustín y Lomas de San Agustín en Tlajomulco. Resalta el aumento de casos en Tlajomulco de Zúñiga, que pasó de cero en 1997 a ocho en 2008.

La investigación arroja que el disparo con arma de fuego encabeza la lista de causas de muerte, seguida de contusión de cráneo, utilización de arma punzocortante y el estrangulamiento.

Sin embargo, al analizar los casos, Ramos Ponce tipifica los tipos de violencia y establece una clasificación de feminicidios. De ésta, se desprende que el más cometido en Jalisco es el “feminicidio sexual sistémico” (con 23.96 por ciento de los casos). Para incluirlos en esta clasificación se tomó en cuenta que el cuerpo de la mujer sea abandonado (en lugar público o privado), con huellas de violencia física, lesiones infamantes (como mordidas en genitales o senos) “que evidencian un trato degradante, humillante y destructivo” y con la comisión de un delito sexual antes o después de la muerte.

Ramos Ponce concluye que “es responsabilidad del Estado” que estos homicidios de mujeres no queden impunes, tanto como evitar que en el futuro más mujeres engrosen esta estadística, por lo que urgió a acelerar mecanismos legales y políticas públicas para poner un freno al feminicidio “que no es un problema de mujeres, sino de toda la sociedad”.

El caso de Rosario

Después de escuchar las estadísticas de decenas de mujeres muertas a manos de sus esposos, novios, concubinos y hasta sus ex, María del Rosario Solano Ramírez pidió la palabra en medio de una conferencia de prensa. No es reportera. Sí una empleada del Ayuntamiento de Tlaquepaque que, acosada por un hombre violento que la amenaza y ha intentado matarla —su ex marido— acudió a pedir ayuda. Con la voz entrecortada, la mujer preguntó qué debía hacer para no convertirse en una más.

Rosario, madre de tres hijos, acudió al DIF y denunció a su ex marido en dos ocasiones. La última, el 6 de noviembre. Lo detuvieron. No por las lesiones que le infringió a la mujer, sino porque atacó a los policías. Finalmente, el juez décimo de lo penal lo dejó libre. El hombre, de oficio cocinero y mesero, ha estado recluido por delitos contra la salud. El hombre la ronda. “No te van a cuidar todo el tiempo”, le amenaza.

Las investigadoras dijeron a Rosario que la suya es la historia común de las mujeres violentadas. Rosario aún está viva y le ofrecieron ayuda de parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ): medidas cautelares para alejar al ex marido durante un término de 72 horas, en tanto se revisa la resolución del juez.

Rosario espera que esta vez sí hagan algo para detener al hombre. Que las autoridades no actúen hasta que ella, o sus hijos o su madre hayan sufrido las consecuencias.


24/11/2008
Fuente: Milenio
Publicado por Cinthya Letechipía en 25 Nov 2008 |


Content Management Powered by CuteNews
Todos los Derechos Reservados © 2007 - 2017 Orientación Familiar Letechipía A.C.
Desarrollado por Cinthya Letechipía.

free web page hit counter